Derechos de los Apoderados

96.- Los Padres y Apoderados recibirán por parte del colegio toda la información requerida en relación al desarrollo y progreso de sus alumnos o alumnas.

 

97.- Los Padres y Apoderados participarán en las diferentes instancias de reuniones o convivencias programadas , en igualdad de condiciones.

 

98.- Los Padres y Apoderados serán atendidos sin discriminaciones por parte del personal  del establecimiento, en los horarios fijados para este efecto por el colegio o por parte del profesor que realice la citación.

 

99.- Los Padres y Apoderados podrán participar en todos los talleres que el colegio   organice para ellos, pudiendo ocupar las dependencias del colegio en caso de    requerirlo.

 

100.- Los Padres y Apoderados podrán solicitar información  de la situación escolar de sus hijos, recibiendo informes de Evaluaciones e informes de Personalidad, como también    la información de la situación conductual de su pupilo.

 

101.- Los Padres y Apoderados recibirán la información oportunamente de la situación  conductual de sus hijos y de las medidas disciplinarias que el colegio pueda adoptar   en caso de requerirlo por alguna falta ocurrida.

 

 

DE LOS DEBERES DE LOS APODERADOS

 

102.- Los Padres y los Apoderados tienen el deber de establecer un estrecho vínculo entre el hogar y el establecimiento para favorecer así el desarrollo de hábitos, aptitudes e ideales propuestos en los objetivos del colegio.

 

103.- Los Padres y Apoderados apoyaran la labor del establecimiento y participarán    activamente en la formación cristiana de sus hijos.

 

104.- Los Padres y Apoderados se presentaran en el establecimiento cada vez que se le solicite, asistiendo puntualmente a las reuniones que se propongan.

 

105.-  Los Padres y Apoderados se responsabilizaran por la correcta presentación personal   de sus hijos en el colegio, así como también  del uso adecuado y constante de los   útiles escolares.

 

106.- Los Padres y Apoderados justificaran personalmente y oportunamente las   inasistencias a clases y  atrasos, de sus pupilos.

 

107.-  Los Padres y Apoderados privilegiarán la asistencia de sus hijos a las clases en forma   sistemática y continua, evitando las inasistencias innecesarias, ya que con ello perjudican el normal desarrollo de las clases y avance del proceso de  enseñanza, provocando con ello el retraso  escolar y las malas calificaciones.

 

108.-  Los Padres y Apoderados tienen el deber  de privilegiar el normal desarrollo de las clases evitando sacar a los alumnos y las alumnas en horario de clases, salvo razones verdaderamente justificadas.